default-logo

Técnicas quirúrgicas más frecuentes en columna vertebral

Quirófano listo para su uso

Quirófano listo para su uso

Cirugía mínimamente invasiva

Endoscopia: consiste en extirpar una hernia y/o solucionar una estenosis (no severa) de la columna a través de un endoscopio (tubo de menos de 8 milímetros de grosor )requiere anestesia general; la estancia hospitalaria es muy corta (48 horas).

Fijación interespinosa: consiste en introducir unas pequeñas prótesis entre las apófisis más posteriores de las vértebras (apófisis espinosas) con objeto de realizar una descompresión de los agujeros por donde pasan los nervios y simultáneamente realizar una “fijación dinámica” de ese segmento.

Infiltraciones en las zonas dolorosas: consiste en introducir Corticoides o anestésicos locales en las zonas dolorosas de la columna: su efecto es rápido, pero transitorio.

Nucleoplastia: consiste en introducir una aguja en el disco lumbar y “calentar” u interior para que is intuya de tamaño; se realiza on nestesia local y sedación

Ozono terapia: insiste en la introducción de un gas que tiene propiedades antiinflamatorias y liticas: impune el dolor y disminuye el tamaño de las hernias discales.

Rizotomia: consiste en lesionar raíces nerviosas mediante corrientes de frecuencia pulsada; se realiza on anestesia local y sedación; trata el dolor lumbar y ciático de forma mínimamente invasiva.

Vertebroplastia y Cifoplastia: es un posible tratamiento de las vértebras fracturadas que consiste en introducir cemento directamente o después de haber introducido un globo para recuperar la altura de la vértebra fracturada y aplastada.

Vídeo ejemplo de técnica mínimamente invasiva

Cirugía abierta tradicional

Microcirugía cervical y lumbar: la utilización del microscopio por parte del neurocirujano es muy antigua, aproximadamente cincuenta años. Mediante este instrumento se visualiza mejor la zona que se interviene , ampliando la imagen y mejorando la iluminación , lo que permite acceder a zonas quirúrgicas que de otra forma serian de acceso mas arriesgado . Un ejemplo típico es la cirugía de las hernias discales cervicales, en las que por su proximidad a la medula exige un acceso muy seguro.

Descompresión en estenosis de canal: consiste en extirpar el hueso que está comprimiendo la medula o las raíces nerviosas (en los pacientes jóvenes en el llamado “receso lateral” por donde sale de la columna el nervio que origina la ciática o el dolor en el brazo) (en los pacientes de mayor edad en el centro de la columna por lo que requiere una mayor cantidad de hueso a extirpar)

Fijación instrumental: consiste en fijar la columna debido a la inestabilidad que el paciente presenta o a la gran cantidad de hueso que hay que quitar en las estenosis que hemos mencionado o cuando un tumor afecta a una vértebra y hay que extirparlo. Se suelen utilizar tornillos especiales, barras o cajas o cilindros.

Tumores raquídeos: el tumor puede encontrarse en el hueso (la vértebra) o dentro de la columna ( en la medula o en los nervios que salen de la medula). En todas estas situaciones hay que abordar el tumor, separarlo de las estructuras nerviosas con ayuda del microscopio y en muchos casos fijar la columna para corregir le deformidad o la inestabilidad que ha creado el tumor o la propia cirugía.